Scroll

Diseño Editorial

O te lo han recomendado en un suplemento sesudo. O un amigo en cuyo criterio confías ciegamente. O lo sabes por ciencia infusa. Tu interés por una publicación bebe de varias fuentes. Pero si cualquiera de estas fuentes está seca, lo que te atrae de una publicación es lo primero que ves de ella: su portada.
Diseño y maquetación editorial - Vasava

La primera palabra es imagen

Según como esta sea, o hablamos de amor a primera vista o de “no me toques ni con un palo”. Y es que eso de “todo entra por los ojos”, no nos es ajeno.

[Que conste en acta que nosotros, por otro lado, a la vez creemos que la belleza está en el interior, también en el diseño editorial. Portada majestuosa acaba en el mayor de los ostracismos si el diseño editorial del interior, las tipografías, las imágenes, las jerarquías textuales, el contenido… no están a la misma altura.]

La fórmula mágica para atraer no existe. No hay una regla preestablecida que indique el camino a seguir para seducir a un lector.

Lo que sí está claro es que la forma, la portada, el interior de las páginas, el tipo de letra o el tipo de papel (en el caso de las publicaciones físicas)… tienen un peso importante a la hora de invitar a leer y quedan irremediablemente determinados (o así debería suceder) por el fondo de la publicación.
Diseño y maquetación editorial - Vasava
Es a través del diseño editorial que conseguimos que potenciales lectores se acaben convirtiendo en compradores, casi como por arte de magia: el usuario conecta con la palabra a través del diseño; se topa con el título, el autor, la editorial; gira y encuentra la contraportada y un texto que deja con ganas de más; gira otra vez; flechazo; abre el libro el libro y se sumerge bien hondo en las palabras y lo que ellas quieren decirle. El diseño editorial es quien se encarga de crear este ritual de cortejo y apareamiento.

El diseño editorial es una rama del diseño gráfico especializada en publicaciones, como por ejemplo, libros, revistas, artículos, periódicos, catálogos, dípticos, trípticos, portadas, entre muchos otros. Se dedica a la estética tanto interior como exterior de estos textos o contenidos. Podríamos decir que el diseño editorial se encarga de la arquitectura de las publicaciones o que es el marco a través del que una historia dada se lee e interpreta y consiste tanto en la distribución global de la publicación como el tratamiento específico de la historia.
Diseño y maquetación editorial - Vasava
El usuario conecta con la palabra a través del diseño
Algunos lo ven como un arte porque fusiona la creatividad y el dominio de la técnica para despertar interés. O porque imagen y palabra conviven de forma armoniosa y pacífica. Nosotros también somos de esa opinión, pero no nos olvidamos de los aspectos técnicos y funcionales que optimizan aspectos como por ejemplo la legibilidad. Belleza y funcionalidad. Apología del Fifty-fifty. ¿Aceptamos Arte funcional como animal acuático? Verbalizadlo como queráis.

Estamos ante una de las disciplinas del diseño gráfico más efectivas a la hora de presentar un contenido determinado a una audiencia concreta. El uso de imágenes –fotografías e ilustraciones– y la alta densidad de contenido escrito se combinan y dan lugar a un formato idóneo para desarrollar en profundidad cualquier tipo de temática y abordar de forma extensiva todo lo relativo a arquitectura de la información.
Diseño y maquetación editorial - Vasava

El que va a morir te saluda

Hace ya bastante tiempo que se presagia la muerte del papel como si se tratara de un apocalipsis zombie.

Probablemente el papel no es el mejor comunicador, ni el más rápido, pero sí es un medio ideal para transmitir «valores» que otros formatos no pueden. El tipo de papel, el gramaje, el tacto, los acabados, la tinta elegida, etc.; en ocasiones transmiten tanto o más que el propio contenido que incorpora el papel.

Pero parece que hay una gran masa de consumidores que está más por la labor de condenar a muerte al papel como medio universal de expresión. Aunque nos resistimos a interiorizarlo del todo, no tenemos más que mirar a nuestro alrededor para tragarnos la realidad y encima sin masticarla.

Cada día son más los ojos que miran a una pantalla y menos los que miran a un papel (si no haced la prueba, coged un transporte público y fijaos en sus pasajeros). La única realidad es que los estrictamente “lectores” se van extinguiendo cual tiranosauros rex, mientros los “miradores” de pantallas se reproducen como conejos.

Estamos rodeados de miradores de pantallas

No son buenos augurios. Pero aún hoy se sigue defendiendo que la revista, el libro, el catálogo/obra de arte, los periódicos, ni han desaparecido ni desaparecerán, a pesar de Internet y la saturación audiovisual. Y respaldados por esta fe ciega tenemos la obligación de aprovechar todas y cada una de las posibilidades del papel para convertirlo en un vehículo de sensaciones, en un producto con valor añadido.

Y eso pasa por liberarse de las ataduras de las escuelas clásicas de la edición, de la composición pétrea de los textos y columnas, por convertir en atractivos los contenidos que dicho papel alberga. Frente al vacío generado por el constante movimiento, el ruido y el ritmo vertiginoso de las imágenes, reflexionamos y buscamos la manera de que el papel siga siendo competitivo.
Diseño y maquetación editorial - Vasava
Nos gusta pensar que el papel es como Willy para nosotros y que hordas de personas se acerca a la puerta de Vasava gritando: “Liberad a Willy”. Aún quedan románticos como nosotros que anhelamos la experiencia táctil de pasar y pasar hojas y que estamos profundamente enamorados de la celulosa.

Pese al ya comentado vaticinio de la muerte del papel, el diseño editorial ni necesita ser liberado ni está en sus horas más bajas.

Prácticamente es todo lo contrario: revistas, periódicos y publicaciones siguen naciendo y siendo consumidas con avidez. Las publicaciones especializadas y dirigidas a nichos específicos siguen funcionando y cumpliendo su labor perfectamente. Lo que sí es totalmente cierto es que se ha dejado de imprimir mucha “basura”. Para muestra, un botón. Contestémonos a esta pregunta: ¿Quién necesita un catálogo de supermercados en papel? Se oye a un grillo muy insistente.
El 90% de los seres humanos tenemos una memoria más visual, que auditiva o kinestésica

Ya no se imprime basura

Además los medios digitales (malditas pantallas, piensan los más cascarrabias) no han venido (solo) a matar al papel: han venido para quedarse y sumarse a los formatos tradicionales, para multiplicar las opciones editoriales que podemos aplicar a nuestros proyectos de comunicación.

¿Qué elementos son más definitorios de nuestra forma de abordar el diseño editorial?

Los formatos

Los formatos

Hay diferentes expresiones del diseño editorial. Las revistas, los periódicos y los libros son las estrellas. Pero hay muchos otros tipos de publicaciones en los que desempeñamos esta disciplina.

​Cualquier publicación que pretenda comunicar una idea o contar una historia mediante la organización y presentación de palabras y elementos gráficos necesitará del diseño editorial, así que no nos limitamos a los formatos estrictamente tradicionales:

Soporte físico: Folleto, revista, catálogo, monográfico, libro, libreto, anuario, cómic, fanzine, informe, etc. Soporte digital: e-book, catálogo, revista digital, anuario, etc.
Diseño y maquetación editorial - Vasava

La dirección de arte

La dirección de arte nos guía de forma estratégica durante toda la publicación e incidirá directamente en todas las soluciones creativas que se adopten para su confección. Todas las decisiones formales que se tomen pasarán por el tamiz de la dirección de arte que establezcamos:

Terry Jones tenía en mente un fanzine hecho a mano y el punk cuando se encargó de la dirección de arte de i-D. La manipulación, los montajes, las capas, las fotocopias o la serigrafía, le servían como herramienta para reducir la legibilidad de los textos, obligando al lector a bajar el ritmo y detenerse en las páginas.

Nos obsesiona la coherencia: cualquier dirección de arte que definamos baña cada esquina de la publicación que tengamos entre manos.
Diseño y maquetación editorial - Vasava

La fotografía y la ilustración

El 90% de los seres humanos tenemos una memoria más visual, que auditiva o kinestésica, quedando claro así por qué el uso de las imágenes (fotografías o ilustraciones) es tan determinante para todo tipo de publicación, ya sea virtual o impresa.

Fotógrafos e ilustradores pueden coger una historia y llevarla a otro nivel con su interpretación de la narrativa.

La ilustración editorial conceptualiza el tema que vehiculará una determinada publicación. Los niveles de representación varían, ya que podemos oscilar de la abstracción total hasta el realismo más fiel.

En un cierto género de pintura se plantea un hecho primordialmente estético, donde la composición y el uso del color suelen tener una preponderancia sobre la anécdota. En la ilustración editorial, en cambio, existe siempre una carga narrativa más evidente y directa. Por lo tanto, para nosotros la ilustración es una suma de calidad estética, buena técnica y originalidad narrativa.

La definición del estilo fotográfico conveniente, la elección de los fotógrafos que lo llevarán a cabo, la definición del tipo de ilustración necesario y del ilustrador que lo ejecute son decisiones clave para el desarrollo y el final feliz de un proyecto. En Vasava llevamos dos décadas trabajando en proyectos editoriales, así que contamos con los mejores fotógrafos e ilustradores y con conocimiento más que suficiente para seleccionar el más adecuado para cada proyecto.
Diseño y maquetación editorial - Vasava

La tipografía

La tipografía y la microtipografía juegan un papel fundamental en la construcción de un sólido proyecto editorial. Somos conscientes de que el tono que proyectemos en nuestra comunicación vendrá marcado con firmeza a través de la elección tipográfica y los tratamientos visuales y funcionales que le demos.

Para nosotros es la estrella de cualquier tipo de publicación: gracias a ella las ideas adoptan forma visual.

La tipografía encuentra su máxima expresión en el texto, en los caracteres de los párrafos. Pero también pueden hacerse composiciones artísticas, sobre todo en las cubiertas de los libros y las portadas.

Además del criterio estético y la dirección de arte, seleccionamos una tipografía en función del público al que se dirige la publicación, su tradición tipográfica, su formato y el mensaje que desea transmitir.

El legado más notable de Neville Brody, diseñador de The Face, gira precisamente en torno a la tipografía. Rompió con las tradiciones de la construcción tipográfica y la utilizó como un elemento de diseño que casi no se distinguía de la imágenes y que por sí misma comunicaba sus propios significados.

El contenido escrito

La edición del contenido, respetando una idea y un concepto editorial no puede ser tomada a la ligera. Trabajamos cada proyecto con pulso de acero para crear contenidos coherentes y que respondan a los propósitos y objetivos de las marcas y a los conceptos que hemos definido conjuntamente. Un editor especializado se encarga de coordinar los contenidos, dirigir el tono editorial y seleccionar qué redactores (escrupulosamente elegidos entre nuestra selecta red de colaboradores), en función de su estilo, son los idóneos para cada proyecto. En publicaciones multilingües o producciones en diferentes idiomas, además, contamos con los medios y colaboradores que garantizan una correcta traducción a todos los formatos finales.
Diseño y maquetación editorial - Vasava

El control de calidad y la producción

De nada sirve una dirección de arte maravillosa, una selección tipográfica exquisita, un pulcro diseño y un contenido relevante si quedan arruinados por una impresión deficiente o un error de producción.

Seleccionar cuidadosamente los materiales, los proveedores y realizar un control de calidad minucioso es algo que todo proyecto de diseño editorial requiere tener absolutamente bajo control. Y sabemos hacerlo porque contamos con una larga experiencia controlando pre-impresión e impresión y todos sus subprocesos (fotomecánica, separación de tintas, control de planchas, fotolitos, pruebas de color, ampliativos especiales, troquelados, plegados, encuadernaciones…).

A decir verdad, no son pocos elementos. Primero, nos encargamos de valorar cada uno de ellos, y después hacemos todo lo posible para que convivan sin problemas vecinales. Creemos que encontrar y establecer un equilibrio perfecto en esta convivencia es fundamental. Es la única forma de generar conversaciones visuales entre ellos que seduzcan al cualquiera que consuma ese resultado final. Es un reto que hemos asumido muchas veces durante estos 20 años de trayectoria, así que quien quiera planteárnoslo de nuevo, que no se corte un pelo.
Diseño y maquetación editorial - Vasava