Scroll

CGI e Ilustración

Llamamos ilustración a la producción artística de imagen con medios manuales en los que representamos ideas, conceptos e imágenes de una forma visual. La ilustración es un recurso utilizado en la prensa, publicidad y publicaciones editoriales además de usarse también para personalizar productos o decorar espacios.

A diferencia de un dibujo, una ilustración cumple un propósito en términos de comunicación: adornar un libro, hacer un cartel que sea alucinante, indicar los pasos para montar un mueble o transformar el valor percibido de una marca.
Ilustración y CGI - Vasava

Una ilustración es más que un dibujo

Ilustración equivale a dibujo y a dos elementos más: composición y narrativa. 3 elementos que encierran mucho más de lo que creemos.

El dibujo. Claro, imprescindible. Junto con el lettering y el uso de la tipografía son capaces de hacer magia en términos de visibilidad y reconocimiento de marca.

Composición y narrativa. Vitales. Se puede ser un pésimo ilustrador y, sin embargo, comunicar bien. La audiencia tiene que entender el mensaje que queremos transmitirle. Decodificar es básico. Pero una ilustración también puede (y debe) emocionar, despertar expectación y recuerdo y, por qué no, decantar decisiones.

Muchas veces no se es consciente del potencial de la ilustración en términos de identidad corporativa, branding y marca. Pero nosotros sí lo somos. Sabemos que existe una relación directa entre la percepción del valor que un consumidor tiene de un producto o servicio, y lo que está dispuesto a pagar por ellos. La ilustración, ya sea a través de la manipulación gráfica o del diseño de personajes, puede mostrar las bondades o virtudes de una marca y construir este valor percibido de una manera más clara y sintética.
Ilustración y CGI - Vasava

No hacemos dibujos

Hay otras muchas más ventajas nada desdeñables de la ilustración que siempre tenemos en mente:

  • Una ilustración original, atractiva y creativa nos va a permitir diferenciarnos con respecto a la competencia de forma significativa. Cuando el producto encuentra dificultades para distinguirse entre la competencia, una manera de vincularse con el usuario puede ser a través de personajes con los que pueda identificarse, y así, desde la empatía, apelar a la sensibilidad humana.
  • Recurrir a la ilustración nos puede servir para simplificar mensajes corporativos. Prácticamente cualquier cosa es mucho más fácil de entender si va acompañada de una ilustración que la represente y la haga tangible.
  • Ante diferentes opciones, una ilustración bien conceptualizada y realizada puede decantar al consumidor hacia nuestra marca.
  • Una ilustración se ajusta como un guante a nuestras necesidades de comunicación. Representa lo que no existe a nuestro antojo y se puede aplicar a cualquier pieza de diseño que nuestra estrategia incluya.
  • Sin duda, la ilustración es también un recurso con el que reforzamos la personalidad de una marca. Con ella podemos dar cuerpo incluso a todos los intangibles sobre los que se puede construir cualquier marca.
  • Una ilustración puede dar a un producto la posibilidad de ubicarse en situaciones extraordinarias e/o inverosímiles. La ilustración nos abre las puertas a una infinidad de posibilidades que hace que el universo de la marca sea prácticamente ilimitado.
El poder de comunicación a través de las imágenes es una herramienta que está al servicio de las marcas y que cada vez se usa con más frecuencia. Es un lenguaje universal que emociona, que conmueve, que simplifica y a la vez embellece.

Nunca hasta ahora las marcas habían recurrido a la ilustración con tanta intensidad y eficacia para transmitir sus valores y llegar a nuevas audiencias. ¿Una moda? No acabamos de tenerlo del todo claro. ¿Necesidad imperiosa de diferenciación? Nos decantamos más por esta segunda hipótesis. Muy probablemente la ilustración sea un recurso que haya permitido que muchas marcas lograran establecer ciertos márgenes de diferenciación con respecto a la competencia; pero esta fórmula ha sido tantísimas veces replicada, que ha hecho que el uso de la ilustración esté prácticamente a un solo paso del abuso. En este contexto de total sobreexplotación de la ilustración, lo verdaderamente diferenciador y disruptivo ya no es recurrir a ella. Lo que resulta efectivamente singular ahora es la técnica a la que se recurra, el nivel de exigencia y calidad que se establezca, la originalidad que se alcance, la innovación que se imprima al trabajo y, sobre todo, las dosis de significado que sea posible inyectarle.
Ilustración y CGI - Vasava
Somos artesanos del pixel

Cuando se trata de crear imaginería de calidad, está claro que cada pixel cuenta. Estilo, técnica, concepto, ejecución, cromatismo, composición, ritmo, textura, detalle, intención, impacto… Todos estos conceptos tienen una función concreta y conviven en un delicado equilibrio que nos obliga a trabajar con la precisión de un cirujano que a la vez es alquimista.

No importa la dificultad, el estilo o la técnica.

Nuestra experiencia es de más de dos décadas, así que tenemos una extraordinaria capacidad para crear imágenes en prácticamente cualquier estilo imaginable:

Key visuals, infografías, pictogramas, tratamientos tipográficos, CGI (Computer Generated Image), retouching, fotocomposiciones, digital painting, speed painting, carteles, concept art, bodegones, composiciones fotográficas, collages, diseño de personajes, explotación de licencias, murales…
La ilustración nos abre las puertas a un universo de marca ilimitado
Ilustración y CGI - Vasava
No tenemos poderes. Lo que tenemos es experiencia

Podemos ilustrar a través de medios muy diversos. No obstante hoy en día trabajamos en muchas ocasiones con herramientas digitales que recrean todas esas técnicas de las que hablamos de forma mucho más controlada y con una precisión total. Trabajamos con paletas gráficas y ordenadores para producir imágenes bitmap o vectoriales con las que podemos comunicar y emocionar con la misma eficacia.

¿CGI? Me no entender. CGI son las siglas de Computer Generated Imaginery, o lo que es lo mismo: imágenes creadas por ordenador. En general, este término se utiliza para hacer referencia a los gráficos generados con software de creación 3D, ya sea en movimiento o ya sea en estático. El CGI no deja de ser una técnica más que, como el resto, no se escapa de nuestro dominio. Sí, pensarás que nos cuesta caminar erguidos de todas las medallas que nos hemos puesto en el pecho :)

No tenemos ninguna técnica favorita ni ningún medio especial. A nosotros lo que nos apasiona es algo que la temporada 8 de Juego de Tronos deja muy claro, según las declaraciones de sus creadores.
La mayoría de la acción de esta incomparable serie tiene lugar en Westeros, un continente situado en el lejano oeste del mundo conocido. Para darle forma y verosimilitud a todo ese universo, y a toda la mitología que gira alrededor del mismo, sus creadores recurrieron a imaginería creada a través de ordenador. La serie está llena de CGI muy bien pensados y efecutados. Sin embargo, todo ese universo recreado del tal manera que nos envuelve y nos teletransporta, tiene sus remotos rincones a los que un ordenador y un CGI no pueden llegar ni que los guiara John Snow. Por más increíble que nos resulte, hay un efecto especial que, lejos de serlo, está anclado en la realidad: la respiración de los dragones. Siempre que veas a un dragón echando fuego por la boca, lo que estás viendo es fuego real y gente intentando soportar y controlar el impacto del calor.

En una reciente entrevista, los creadores David Benioff y DB Weiss comentaron que los efectos de la respiración de los dragones se conseguían de un modo “absolutamente old school y extremadamente caliente”. La principal diferencia entre lo que nosotros podemos ver en pantalla y lo que está sucediendo realmente en el set mientras se está rodando, tiene mucho más que ver con retirar o ajustar un croma que con añadir llamas fake con CGI. Parece ser que Benioff y Weiss han trabajado mano a mano con Sam Comway (supervisor de efectos de la serie) y su unidad de efectos especiales “tradicionales” para conseguir, entre otras cosas, un fuego que verdaderamente abrasara también la mirada del espectador.
Ilustración y CGI - Vasava
Esto es lo que a nosotros nos apasiona de verdad de la buena: el reto de combinar diferentes técnicas y de afrontar un proyecto de ilustración y CGI desde diferentes puntos de partida, si es preciso, para alcanzar el resultado perfecto. ¿Tecnología? Sí. ¿De forma tiránica? Nunca. Dejemos que el resultado deseado y los estándares de calidad que buscamos determinen la técnica que más fácilmente los garantice.

Pero, y volviendo a las medallas, este largo alcance de nuestra capacidad de trabajo, se debe a que contamos con un equipo de artistas in-house que están profundamente formados en el noble arte de la pintura y la ilustración, y especializados en construir imágenes sorprendentes, ingeniosas y bellamente ejecutadas.
Ilustración y CGI - Vasava

Dar cera, pulir cera

Nuestra continua búsqueda e investigación de nuevos lenguajes y soportes nos sirve como terreno de desarrollo de I+D para conseguir depurar y mejorar nuestros conocimientos y técnicas, y luego explotarlos comercialmente en los diferentes proyectos de nuestros clientes.

Desde el graffiti callejero o la pintura digital, pasando por aerografía avanzada hasta pulidas composiciones y visualizaciones infográficas en 3D: no hay área de la creación de imágenes que nos resulte pantanosa o que se nos atragante.

Y eso, de nuevo, se debe tanto a nuestro equipo como a dicho afán incansable de aprendizaje. Cuando no sabemos hacer algo, investigamos, practicamos, investigamos y practicamos, así repetidamente hasta que acabamos por convertir una carencia en un activo más dentro de nuestro porfolio de “trucos” y técnicas.

Trucos, sí. Nuestra capacidad de respuesta es como el sombrero de un mago: de ahí puede salir absolutamente todo. El abanico de registros, habilidades y estéticas en el que nos movemos puede emocionar a niños, millennials, generaciones X, Z y alfa y mayores.
Ilustración y CGI - Vasava

Lo que tú sientes se llama obsesión

Es verdad que nuestro sistema de trabajo en este ámbito también merece una mención especial.

Afrontamos estos proyectos de forma compulsiva. Esto necesita un poco más de explicación, somos conscientes. Cuando afirmamos esto lo que queremos decir es que nosotros ya estamos moviendo el lápiz de forma vertiginosa sin que nadie nos lo haya pedido. Que estamos siempre on fire con el pie listo para dar gas. Que nos obsesiona el trazo, la luz, el estilo, la expresividad o la composición. Después de todos los “ques” llegan los bucles. ¿Qué entendemos por bucle en Vasava? Creamos un boceto. Lo destruimos. Otro nuevo boceto. Lástima, no vale, no acaba de convencer. Otro boceto más. Otro boceto descartado más. Y repetimos este proceso hasta que consideramos que hemos llegado a la perfección, X cantidad de bocetos destruidos después. Con este sistema, no es de extrañar que alguna vez acabemos una pieza de madrugada. En otras ocasiones nos vamos a dormir con la pintura tan fresca que acaba tintando nuestros sueños. Sonó bonito, ¿eh? Pues es verdad verdadera.
Ilustración y CGI - Vasava

Una camiseta en New York. Una revista en Madrid

Nuestras imágenes creadas a partir de la ilustración están recorriendo todo el mundo. En este preciso momento en el que estás leyendo esto, puede ser que haya alguien vaya corriendo dominado por el estrés a lo largo de las calles de New York con una camiseta que lleva una ilustración nuestra. O justo ahora, puede haber alguien abriendo el Washington post y topándose con una infografía que hemos hecho nosotros hace uno días. En una cafetería de Madrid puede que alguien se esté tomando a relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor, mientras contempla una portada nuestra. Y, ¿quién sabe? Quizás el día menos pensado, seas tú ese alguien que se encuentra con una de nuestras ilustraciones en una funda de un teléfono, en el forro de una chaqueta, en una baraja de cartas, en unos calcetines, en tu libro favorito o en tu revista de tendencias habitual.
Ilustración y CGI - Vasava
Ilustración y CGI - Vasava